Queridxs idiotas

Pocas páginas escribiré en este espacio con pensamientos corrosivos que vienen con frecuencia a la cabeza. Intentaré dedicarlo sólo a cosas que produzcan alegría y que inviten a compartirlas. No quiero desperdiciar el tiempo y además, la meta es hacer la “contraoferta” (convertir sus maldades en buenas acciones cotidianas). Ésto sé que es difícil porque el esfuerzo que hay que hacer para no convertirse en uno de ellxs es bastante grande y más grande todavía, cuando las fuerzas no llegan y la rabia se mezcla con la ira. Pero estamos en un punto que es necesario hacerlo.

Aún divago mucho sobre lo que todos esxs idiotas nos tienen que enseñar. ¡Ah bueno, sí! Algo grande aprendimos cuando nos bombardearon con anuncios sobre la importancia del color de los contenedores; el verde para vidrios, el azul para papeles y el amarillo para plásticos. Ok, es fácil. Lección aprendida. ¡Ahora soy un buen ciudadano!

Pues se podrían ahorrar todos los anuncios en las marquesinas, esas asignaturas para la ciudadanía y reformatorios cerrados bajo la llave de la tiranía y EDUCAR, pero EDUCAR de verdad. Si quieren que cojan el modelo de esa Europa a la que tantísimo ansían, entre comillas, y algo seguro que saldremos ganando, pero todo eso… ¡todo eso es una mierda! A quien hay que educar antes que a nadie es a toda esas familias becerriles forrados en estúpidez. Ningunx de esxs idiotas (palabra que viene del griego y significa “persona que no entiende de política”) ni lxs hijxs de ellxs (otrxs más idiotas todavía) van a tirar las bolsas del McRata al contenedor amarillo! ¡Ni la caja de las patatas al azul! ¡Ni la botella  de Ballantines que después se cascarán van a tirarla al verde! ¡No! ¡No! Ni siquiera lo tirarán a la papelera más cercana y eso que en la capi, hace unos años, parece que se blanqueó dinero para diseminar toda la ciudad con este inmobiliario urbano. Y mientras hay que decir, que son los mismos que se abren paso dando bolsazos mientras sientes sus miradas de qué-sé-yo y los que nunca han visto estos anuncios. Con toda esta chupipandi es con la que se debería empezar a EDUCAR pero…

“Estamos dando una imagen

de España que no es”

Y…  ¡¿cuál es?!

Perdónenme pero la imagen de España es la #Marca de un arduo trabajo y esfuerzo con el que quieren sacar a este país “adelante” (me descojono). En realidad ellxs quieren decir que la #MarcaEspaña es la del polo que llevará su hijitx el sábado al club social, o la #Marca del cochazo que necesitarán cuando lxs mismxs acaben el bachillerato, o quizás la #Marca del bote de anabolizantes para cultivar sus andrógenos cerebros y aumentar sus “seguridades” tres tallas más. Sí, porque en realidad ésa es la #MarcaEspaña, ¿no? El vivo reflejo de unas mentes enfermizas. Y sin embargo, hay que mirar a otro lado y no dar importancia a lo que NO sale en la tele pero que vemos todos los días por la calle. Más mierda que se acumula en las aceras, más desempleados que duermen en “sus-identidades”, más hijos que acompañan a sus padres a meter la cabeza en los contenedores. Más cabezas de familia olvidando la dignidad en los vagones.

Y todo por esa absurda carrera de codicia desmedida sin-ánimo-de-lucro.

No lloro por ustedes, salvadores y creadores de grandes mansiones. Lloro por mis hermanxs jodidxs y aquellas almas vendidas, mientras me consumo en la rabia de ver su piel puesta sobre los hombros de vuestras reinonas y en las solapas de vuestras chaquetas galardonadas, pero aún así siento que más crece el muro que impermeabiliza mi MUNDO y ni con ésas me tendrán atada por sus cuerdas.

¡SALUD Y LIBERTAD!

Xana Cos.

Anuncios