pendiente de embargo

 

cuando llevas tiempo que has decidido olvidarte.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

dedicarte al simple día a día, sin pensar mucho.

a veces nada.

conociendo la cuenta pendiente que te salta cada noche cuando apagas la luz y apoyas la cara en la almohada.

piensas en esa lista de “cosas pendientes” que la gran mayoría están sin apuntar.

mi mente. mi cuerpo. mis ojos. mi lengua.

cada una investigan estados nuevos de conciencia.

mis oídos se mantienen como diarios cerrados baje llave,
escritos con tinta permanente.

mi nuevo bosque de estática y superficial conciencia. alimenta y destruye. vaga y no descansa. fluye sin moverse.

ardor en las entrañas me produce cuando vuelvo a casa. y sin embargo, me acomodo, suspiro y cierro los ojos.

 

Anuncios