Relevé

 

 
-Soltate! No ves como lo hace ella ¿?
-Sí, pero no puedo, no es tan fácil.
-Qué no es fácil ¿?
-Pues hacer… dejar… no sé cómo decirlo! sólo que no puedo, vale¿?
-Escusas!
-No!
-Escusas! ni siquiera lo intentaste y ya estas diciendo que no puedes. Eso es una mierda.
-Sí! mira! no ves¿? Lo intento pero no puedo! no puedo! por qué no puedo?¿
-…. Creo que el problema está en la posición de tus pies.
-Los pies¿?!!
-Sí, los pies. A ver, déjame que te vea. Mira… no te das cuenta que no pisas bien¿? Si no pisas bien cómo quieres conseguirlo¿?
-Que no piso bien¿? Pues cómo piso¿?
-De lado, de talón, de puntillas… un desastre! Lo extraño es que puedas caminar!
-Pues nunca me había fijado. Y hay alguna solución¿?
-Espero que no sea demasiado tarde.
-Ouh! Nunca pensé que la forma de pisar fuera tan importante, y menos para esto. Creía que sólo hacia falta con saltar.
-Ay! eso es lo primero que se piensa, pero no es así. Si saltas llega un momento en que tienes que volver a caer y, entonces volvemos a estar como ahora. La cuestión es flotar, me entiendes¿?
-No. No sé que tiene que ver mi manera de pisar.
-Tiene que ver mucho! Para conseguir flotar tienes que saber andar bien, y en tu caso te queda por aprender. Primero tendrás que saber colocar el pie recto e intentar pisar con toda la planta, notar todas las piedrecitas del camino, sentir como cada parte de tu pie toca el suelo, y así con cada paso que des. Piano, piano para notarlo mejor.
Cuando hayas aprendido a caminar tendrás que saber coger el impulso.
-El impulso¿?
-Sí! Es el momento justo para poder unirte a ella y así, flotar. La sensación es tan grandiosa!
-Vaya! Sí tiene que ser buena… estás empezando a suspenderte!!!!!!!!!!!!!!!
-Jejeje…
-Qué se siente¿?¿?!!!!!!!
-Mucha paz… sientes la “felicidad” en el estado más puro. Es algo así como el esfuerzo tan grande que haces para aguantarte las ganas de reir en mitad de clase de mates, y llega un momento en que no puedes más y lo sueltas todo en una carcajada, y te deja en tal estado de embriaguez que después de un rato siguen escapándose pequeñas risillas constantes.
-Jajajaja!! Sí, hay que ver lo mal que le sienta a Don Lázaro.
-Pues lo que se siente es esa liberación, una mezcla de libertad, de estar vivo, de euforia, sin tener nada en mente… me siento afortunado de poder, de sentir suspenderme…
-Guau! yo quiero sentir eso!!!!! Esto… me ayudas¿?
Anuncios